Reciclar bolsas de plástico para obtener combustible

Reciclar bolsas de plástico para obtener combustible puede ser una solución a la contaminación que generan las miles de bolsas de plástico que llegan al medio ambiente diariamente.

Existen numerosas iniciativas de reciclaje de polietileno de baja densidad (LDPE, por sus siglas en inglés) en muchos lugares del mundo, pero buena parte del que se desecha acaba en vertederos, en el mar o disperso en el medio ambiente de otras formas. Pero la rendibilidad económica en este caso, podría invertir la tónica.

Reciclar bolsas de plástico

Lo ha ideado un equipo de químicos indios, mediante un proceso que permite reciclar bolsas de plástico, una transformación de esta clase de plástico tan habitual, con el que se obtendría combustible líquido.

El trabajo, publicado en ‘Fuel Processing Technology’, precisa que en Estados Unidos se tiran unas 100.000 millones de bolsas de plástico cada año de las que, según la Agencia de Protección Ambiental del país “sólo el 13 por ciento se recicla”. “Se han detectado bolsas de plástico hasta en los polos”, añade el texto.

Según han explicado los científicos, este método permitiría reconvertir en combustible, por ejemplo, las bolsas de plástico de la compra, algunos de los componentes de ordenadores viejos o el equipamiento de laboratorio en diesel y otros derivados del petróleo.

Teniendo en cuenta que la mayor parte de los plásticos están hechos con sustancias derivadas del petróleo, esta estrategia para el reciclado siempre ha sido obvia, pero los obstáculos técnicos no la dejaban avanzar. Hasta ahora se había utilizado la técnica conocida como pirólisis, por la cual el plástico se calienta en una cámara sin oxígeno.

Pero esta investigación ha ido más allá fraccionando el combustible obtenido en diferentes productos derivados del petróleo y testando estas fracciones de diésel para comprobar si cumplen las normas nacionales de los diésel y biodiésel.

El autor principal, Brajendra Kumar Sharma, ha explicado que la mezcla de dos fracciones de destilados sería equivalente al conocido como diésel #2 en Estados Unidos (diésel puro) reuniendo, además, todas las especificaciones” después de la adición de un antioxidante.

Ahora, este equipo está trabajando en la forma de hacer más comercial reciclar bolsas de plástico que, según han explicado, permite producir 700 gramos de combustible líquido por cada kilogramo de plástico desechado.