¿Llevas más de lo que esperabas?

Parece increíble, pero un estudio realizado por la firma británica Initial, especializada en ofrecer servicios de higiene, demuestra que en un bolso de mano hay más bacterias que en un lavabo público.

Los test se realizaron sobre las partes más sucias de los bolsos de mujeres corrientes que trabajaban en oficinas. También se analizaron maquillajes, móviles y diversos revestimientos del mismo bolso. Se comprobó que 1 de cada 5 asas de bolsos acogen un número de bacterias suficiente como para  plantear un riesgo significativo de contaminación cruzada, que podría poner en peligro la salud de las personas.

Además, se constató que los elementos más sucios del bolso de mano son la crema de manos y la de la cara, que contienen más bacterias que las que podríamos encontrar en el asiento de un inodoro. Le siguen de muy cerca el lápiz de labios y el rímel. Otro dato interesante es que los bolsos de piel son los más susceptibles de acoger colonias de bacterias ya que su textura aporta condiciones muy adecuadas para que éstas vivan y se multipliquen.

El estudio sugiere que los objetos que llevamos habitualmente dentro del bolso, se laven regularmente con toallitas bactericidas, como paños que contengan alcohol.

Para liberar de bacterias todos los revestimientos de los bolsos que no se pueden meter en la lavadora, nosotros también recomendamos el uso del aspirador Hyla GST, ya que está comprobado en laboratorio que desinfecta y elimina en profundidad ácaros, bacterias y sustancias tóxicas.

Encontrarás más información en Initial UK www.initial.co.uk