El BPA, peligroso cancerígeno de uso muy común

El bisfenol A o BPA, es un producto químico que se usa en la fabricación de todo tipo de plásticos policarbonatos, en CDs, en latas de alimentos o de bebidas, en botellas de agua, en recibos de compras o extractos bancarios e incluso en biberones para bebés.

La preocupación en el uso de esta sustancia proviene de numerosos estudios realizados, entre los que destacan los de la prestigiosa revista científica de la American Medical Association.

En estas investigaciones se concluye que, incluso a niveles muy bajos de concentración, el BPA puede estar asociado a enfermedades como la diabetes, el asma, la obesidad, la infertilidad, el cáncer de mama y de próstata, los problemas cardiovasculares, las alteraciones en el desarrollo neurológico y cerebral y a los trastornos del comportamiento.

Es tan habitual su presencia en los productos que utilizamos diariamente que un estudio del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de EEUU (CDC, por sus siglas en inglés) afirmó que más del 90% de los americanos tienen trazas en su organismo de esta sustancia.

Por otro lado la Agencia Nacional de Seguridad Sanitaria de Francia (Anses) ha asegurado que el BPA puede ser altamente dañino para las generaciones futuras, especialmente en lo que se refiere al cáncer de pecho.

La Autoridad Europea para la Seguridad Alimentaria (AESA) publicó este mes de julio pasado un informe donde alertaba que son los niños entre 3 y 10 años los más expuestos al Bisfenol A.

Además, señalaba que un 23% de las mujeres embarazadas están expuestas a niveles del compuesto potencialmente peligroso, por lo que sus hijos tendrán más posibilidades de sufrir cáncer de pecho cuando crezcan.

Mientras Europa aún no ha llegado a un consenso, España a día de hoy aún no ha prohibido la sustancia. En cambio, el Senado francés ya declaró ilegal este compuesto el pasado octubre del 2012.

Evitar picaduras de mosquitos con las armas de la Naturaleza

Para combatir contra las picaduras de mosquitos, y más ahora que prolifera el temido mosquito tigre, la Naturaleza nos proporciona recursos inofensivos para la salud, pero eficaces. Se consigue con la utilización de aceites esenciales. Nosotros recomendamos que sean de agricultura ecológica, para asegurar su pureza.

Crearemos una solución natural y casera, que nos servirá tanto para ahuyentar los mosquitos, como para curar sus picaduras. Esta solución tendrá como base un disolvente orgánico como el alcohol, aunque nosotros preferimos utilizar un aceite vegetal puro que nos guste.

En esta base diluiremos los siguientes aceites esenciales. Por un lado, la hierba limón (Cymbopogon Citratus) que reduce la inflamación y tiene propiedades calmantes de las picaduras. También la Citronela (Citratus nardus), que aparte de ser un potente repelente de mosquitos, al igual que la hierba limón, tiene propiedades anti-inflamatorias. En lugar de la hierba limón, también podemos utilizar el geranio limón (Pelargonium Crispum).

Cada día, aplicaremos esta solución de aceite directamente sobre nuestra piel, que aparte de repeler a los mosquitos, por las propiedades del aceite vegetal que hayamos escogido, será altamente nutritivo.

Otros aceites esenciales que también podemos añadir al crear nuestra solución son la albahaca (Ocimum basillicum), la magnolia (Magnoliopsida), el jazmín (Jasminum), la hierba gatera (Nepeta cataria) o la vanilla leaf (Achlys triphylla).

La combinación inteligente de aceites esenciales proporcionará una excelente repelente para los mosquitos, altamente efectivo y ya no necesitaremos usar insecticidas químicos, que contaminen el medio ambiente y que sean peligrosos para nuestra salud.

Casa modular móvil y ecológica

Esta hermosa casa (de Chamfer Home) está fabricada con materiales ecológicos y por su funcionalidad y tamaño podría parecer una roulotte. Pero en realidad es una casa modular ecológica, que puede permitir una ubicación permanente en el lugar que deseemos o también podemos darle una ubicación temporal en algún lugar paradisíaco.

De momento es sólo un concepto, en el que se ha querido fomentar una filosofía con un diseño ecológicamente sostenible y accesible y en futuro podría suponer una nueva alternativa real.

Según explican los diseñadores, querían crear una casa con estilo, compacta, sostenible y de precio asequible. Apta para diferentes estilos de vida y que satisfaciera las necesidades contemporáneas. La casita estaría totalmente prefabricada y podría servir también como casa de vacaciones.

Sería ecológica, no solamente por sus materiales sostenibles, sino también por su eficiencia energética, como el uso de colectores solares, ventilación pasiva, entre otros recursos. La independencia energética sería otro de sus puntos fuertes, así como su distribución, ya que intenta optimizar los espacios utilizables para ofrecer comodidades propias de casas más grandes, incluyendo una cocina y un baño, con un total de 27 metros cuadrados.

Se aprovecha al máximo la luz natural, sin olvidar un detalle importante e interesante. Las ventanas especiales con doble vidrio utilizan la energía del sol de manera diferente en función de las necesidades de los inquilinos o de la estación del año, permitiendo calentar o ventilar el interior a la carta.

Por un futuro sostenible, la BioConstrucción

La bioconstrucción debe entenderse como aquella forma de construir que es respetuosa con todos los seres vivos del planeta. La bioconstrucción se caracteriza por edificar viviendas respetando al máximo el medio donde se realiza, con materiales de bajo impacto ambiental, los cuales o son reciclados o se pueden reciclar.

Pero también admite aquellos materiales extraíbles mediante procesos sencillos y de bajo coste. Se emplean aquellos que sean saludables, biocompatibles e higroscópicos. Los materiales deberán ser de materia prima lo menos elaborada posible y encontrarse lo más cerca posible de la obra (utilizar recursos de la zona).

Las características principales de la bioconstrucción es evitar la proximidad de fuentes emisoras de contaminación eléctrica y electromagnética, química y acústica. También deberán ser evitados aquellos lugares donde, por la actuación del hombre, puede ponerse en peligro algún determinado ecosistema con el fin de conseguir el menor impacto posible en el lugar.

También se restringe la utilización de terreno, evitando así un deterioro mayor de éste. El diseño es personalizado según las necesidades del usuario, de tal manera que la vivienda se adapta a él. Se procura cuidar el efecto “onda de forma”, por ello se evitan los elementos excesivamente rectilíneos, con esquinas pronunciadas. Las proporciones espaciales, así como las formas y colores juegan un gran papel en la armonización del lugar.

La orientación debe ser adecuada, para un mayor aprovechamiento térmico y lumínico (con paredes y suelos de alta inercia térmica). Las estancias de poco uso se orientarán al Norte (garajes, despensas o escaleras) y las zonas de día se orientarán al Sur.

En los lugares de descanso, se evitaran que en la vertical de los mismos transcurran conducciones de electricidad, agua o de cualquier otro tipo. La vivienda debe “respirar”. Además se implantaran sistemas y equipos para el ahorro de recursos, se incorporaran sistemas de generación de energía limpia y se elaborará un programa de recuperación de residuos y depuración de vertidos.

Utilizar botellas de vino, para regar tus plantas

Para plantas que en pequeños huertos necesitan un riego muy frecuente, de varias veces al día, como en el caso de tomateras y pimientos, se puede elaborar un método fácil de auto-riego, reciclando botellas de vino.

Las ventajas es que son difíciles de romper, se pueden encontrar fácilmente y de forma barata reciclándolas y permiten también añadir fertilizantes de forma gradual a la planta.

Para utilizar la botella de vino como sistema de auto-riego, se debe llenar la botella de agua y girarla rápidamente introduciéndola dentro de la tierra, con cuidado de no atravesar las raíces. El agua tardará en vaciarse entre 6 y 8 horas.

Si lo que queremos es regar las plantas cuando nos vamos de vacaciones, llenaremos la botella de vino de agua y la taparemos con su tapón de corcho. Luego, la introduciremos dentro del tiesto, por la parte estrecha. Esto permitirá que se mantenga la humedad de la planta, ya que el agua pasará lentamente a la tierra a través del tapón de corcho.

Y si encontramos botellas de diferentes colores, podemos dar un toque elegante a nuestras macetas.

Estrecha relación entre ecología y alergia al polen

Según investigaciones e informes recientes, existe una relación estrecha entre algunos problemas ecológicos y las reacciones alergicas, por ejemplo al polen, como son la contaminación, el cultivo y uso de alimentos transgénicos y el cambio climático.

Dichos informes provienen del Comité de Asma de la Sociedad Española de Alergología e inmunoloía Española (SEAIC), la Sociedad Catalana de Alergia e Inmunología Clínica (SCAIC), el Servicio de Alergología del Hospital Virgen de la Macarena de Sevilla o The New England Journal of Medicine.

Según estos expertos, las alergias crecen a un ritmo de 2% anual en áreas urbanas por lo que la relación de, a más contaminación más alergia, parece clara. Estos estudios también muestran que para el año 2020 la mitad de la población española sufrirá algún tipo de alergia.

Esta relación se origina debido a una mayor presencia de proteínas alergénicas en el polen de las plantas de ciudad, ya que es en estas áreas donde hay mayor cantidad de partículas contaminantes. Además, el polen mezclado con los residuos de combustión del diesel, multimplica por 27 las posibilidades que el polen sea alérgico por facilitar la llegada de estas partículas a las vías respiratorias.

Por otro lado, debido al Cambio Climático, se produce un adelanto en el periodo de floración de las especies vegetales, prolongándose durante mucho más en el tiempo, hecho que desencadena que el polen se encuentre en el aire que respiramos a más concentración durante un tiempo mayor.

Por último, según estos estudios en este siglo habrá entre un 40 y un 50% de la población mundial que padecerá algún proceso alérgico como consecuencia del consumo de alimentos transgénicos. Ya que la composición de estos alimentos es diferente a la de los normales, presentando sustancias que no estarían presentes en los alimentos de toda la vida, hecho que multiplica los efectos alérgicos debido a intolerancias alimenticias.

Para mantener el aire del hogar libre de polen aquí tienes lo que HYLA GST puede hacer por ti.

Proyecto innovador para desalinizar agua en África

La mayor parte del agua de la Tierra se encuentra en el mar y no puede utilizarse para beber debido a su elevada salinidad. Las plantas para desalinizar agua, debido a su coste elevado, no acostumbran a construirse en países pobres. Por esta razón, Gabriele Diamanti, diseñador comprometido con el cambio social, ha creado el Eliodomestico, un purificador solar de agua salada.

La idea de este diseñador de realizar este proyecto nació cuando después de graduarse realizó varios viajes en países con grave dificultad de acceso al agua limpia. El Eliodoméstico está compuesto de tres piezas de cerámica con un mecanismo muy sencillo parecido en funcionamiento al de una cafetera que desaliniza el agua.

Así, a través de la energía solar, el agua se va calentando y éste se va convirtiendo en vapor. La presión empuja el vapor de agua hacia la parte interior donde se condensa, convirtiéndose otra vez en agua en estado líquido, esta vez sin sal y purificada.

Esta pequeña “cafetera solar” puede producir hasta cinco litros de agua fresca al día ( a través de 8 horas de sol). Además, la vasija que acaba conteniendo el agua pura, tiene el peso ideal para que se cargue en la cabeza. De esta manera se adapta a la manera tradicional de transportar carga, principalmente en el África Subsahariana.

Más información en la web de Gabriele Diamanti

Trucos de Limpieza Ecológica

Limpieza EcológicaEsta semana os damos algunos trucos para limpiar la casa de forma ecológica.

Productos como el bicarbonato sódico, el vinagre o el limón, que podemos encontrar fácilmente en nuestra despensa, son aliados seguros para nuestra salud y para el medio ambiente, a la vez que contribuyen a la limpieza diaria del hogar:

– El fregadero de la cocina y los lavabos se pueden limpiar con una esponja empapada con agua y un poco de bicarbonato sódico.
– Para desatascar el desagüe del fregadero, ponte unos guantes de goma y mezcla media taza de vinagre caliente, con tres cucharadas de bicarbonato sódico. Echa la mezcla por el desagüe y deja actuar unos 10 minutos. Por último, enjuaga con agua hirviendo para acabar de limpiar la tubería.
– Para limpiar el suelo de gres, disuelve vinagre blanco en agua caliente, mezclándolo bien y fregar con el mocho.
– Para limpiar la plata se puede hacer una mezcla de zumo de limón con bicarbonato, usando un paño limpio que no ralle.
– La mezcla de vinagre blanco con agua, también se puede utilizar para limpiar ventanas y espejos.
– El cobre se puede limpiar y dar brillo con una mezcla de zumo de limón con sal.
– La suciedad de la grasa del horno, de la nevera y de otras superficies de nuestra cocina, también se pueden limpiar con bicarbonato de sodio. Primero espolvorea la zona a limpiar con bicarbonato y déjalo reposar unos minutos. Luego, enjuaga la superficie con agua tibia.
– En la lavadora, se puede verter bicarbonato en el ciclo de lavado para blanquear la ropa de forma natural, además de añadir vinagre blanco, para neutralizar los malos olores, reducir la cal, mantener la ropa limpia y para preservar los colores. El vinagre blanco destilado puede incluso actuar como un suavizante de los tejidos, anti pelusa, y reductor de alergias si se agrega a la lavadora durante determinado ciclo.

Nuevos estudios en EEUU recomiendan evitar la mayoría de productos de limpieza comerciales

Para mantener nuestra casa sana y más libre de compuestos químicos que pueden perjudicar nuestra salud y la de nuestra familia, tendríamos que sustituir los productos de limpieza comerciales, por otros productos no contaminantes.

La Oficina del Medio Ambiente de EEUU (EPA) acaba de elaborar la Guía de los productos de limpieza del hogar ecológico y da interesantes datos sobre la importancia de la limpieza ecológica en el hogar y en lugares donde permanecemos muchas horas, ya que los productos de limpieza convencionales contienen materiales peligrosos y constituyen una de las mayores fuentes de contaminación del aire en interiores.

productos no contaminantesAlgunos de los consejos que contiene la Guía para una limpieza más inteligente son:

– Por un lado, tendríamos que usar productos biodegradables; es decir, que se desintegren en poco tiempo y que no ocasionen daño ni a la Naturaleza, ni a la salud de las personas.

– Por otro lado, sería conveniente el uso de trapos de algodón durables, que puedan lavarse fácilmente, en lugar del papel o de otros trapos desechables.

La Guía analiza las sustancias peligrosas que integran estos productos y sus posibles efectos en la salud de personas y animales. Entre estos productos destacan como más peligrosos los ambientadores de aire no ecológicos, los limpiadores multiusos, los desinfectantes, los suavizantes de la ropa, los productos para pulir la plata y los quita-manchas.

Las sustancias más comunes encontradas en estos productos son la naftalina, el fenol, el creosol, el alcohol etílico, el amoniaco y el butoxietanol, entre otros.

Un dato muy importante e interesante es que los expertos de esta agencia afirman que si se sustituyen tan solo dos limpiadores comerciales, como pueden ser por ejemplo un multiusos y un limpiador de vidrios, por productos ecológicos, no contaminantes, la calidad del ambiente en una casa mejorará en un 85%.

Una razón más para escoger el sistema de aspiración Hyla GST para la purificación y la limpieza de nuestro hogar, ya que con ella evitamos el uso de productos químicos, a la vez que limpiamos y purificamos el aire de la estancia.

Tianjin Eco-City, la ecociudad del futuro en China

China, al igual que muchos otros países, está estudiando la creación de zonas urbanas sostenibles, o “ecociudades”, como se las conoce. En todo el mundo, están empezando a emerger nuevas eco-ciudades. Desde Masdar en Abu Dhabi hasta PlanIT Valley en Portugal. Pero en China, Tianjin Eco-City está destinada a ser la más grande del mundo.

La ecociudad será de baja emisión de dióxido de carbono, ya que una quinta parte de la energía utilizada será de origen eólico, solar y de bombas de calor de origen terrestre. El proyecto es producto de la colaboración entre el Gobierno chino y el de Singapur y en el 2020 albergará a 350.000 personas. El entorno verde ocupará alrededor de la mitad del tamaño de Manhattan y, si todo va bien, se espera que proporcione un modelo de construcción para las futuras ciudades en China y en el resto del mundo.

El lugar elegido para el proyecto de ecociudad fue un terreno industrial, vertedero de desechos tóxicos y contiguo a uno de los mares más contaminados del mundo. Ésto, se hizo deliberadamente, ya que siempre, las denominadas ecociudades, se habían construido en zonas de importancia ecológica. En cambio, en este caso se quiso demostrar que es posible limpiar un área contaminada y hacerla útil y habitable.

La limpieza se realizó a lo largo de tres años e incluyó el desarrollo de una nueva tecnología patentada que elimina los metales pesados ​​de un depósito central – que pronto será un lago navegable.

Todo este duro trabajo parece que dará sus frutos pronto. Esperemos que el cambio de mentalidad se generalice cuanto antes mejor y no quede simplemente en proyectos residuales.