¿Cuál es el país más verde del mundo?

Según el Environmental Performance Index (EPI) que analiza y asesora a los países sobre cómo protegen el medio ambiente y por consiguiente a su población, el país más verde del mundo es Suiza.

país más verde del mundo

Este ranking analiza a 178 países con datos de nueve categorías, desde la calidad del aire, hasta estado de los bosques y de la salud marina, usando 20 indicadores en total.

Los países mejor evaluados fueron:

1. Suiza
2. Luxemburgo
3. Singapur
4. República Checa

España se encuentra en séptimo lugar. De los 20 mejores países evaluados, 18 están en Europa. Canadá está en el puesto 24,  Japón en el 26 y Estados Unidos, en cambio, en el puesto 33.

Las nuevas potencias económicas como China (en el puesto 118) e India (en el 155), tendrán que tener la protección del medio ambiente como desafío urgente a tener en cuenta.  Otras como Rusia y Brasil están en el 73 y 77 respectivamente.

Los países menos respetuosos con la Naturaleza son Afganistán, Lesoto, Haití, Mali y Somalía. A nivel global está empeorando la calidad del aire y la sobreexplotación pesquera.

Suiza es el primero debido principalmente a su buena calificación en la vitalidad de su ecosistema y salud medioambiental, especialmente por su biodiversidad y protección del hábitat natural y control de la contaminación en el aire.

En otros años, Suiza ya aparecía entre los primeros lugares del ranking y la verdad es que sus políticas medioambientales vienen destacando hace tiempo dentro de los países europeos.

De hecho, esta tradición comenzó en 1914, cuando el país creó el Alpine Park, el primero y más antiguo parque nacional de Europa Central. Actualmente hay procesos legislativos para crear otros 20 parques en el país.

Mientras tanto, a nivel urbano, hay poblaciones donde los coches están totalmente prohibidos. Y en cuanto a la agricultura,  la biológica es algo totalmente normal.

Por otro lado, hay normativas que responsabilizan a empresas e individuos de su propia producción de contaminantes y desechos. No solo se cobran impuestos a las empresas de acuerdo a su nivel de contaminación, sino que también se impuso un impuesto a los habitantes, en concepto de producción de basura, de un euro por bolsa. Por éso, conceptos como reciclar y reusar son utilizados en ese país casi como un mantra.

También, las compañías realmente se preocupan de este tema. Por ejemplo, este año George Clooney se unió a la directiva de una empresa suiza que busca nuevos desarrollos ecológicos en la producción de hidrógeno, energía solar y otros.

Mientras tanto, el hotel Badrutt’s Palace , uno de los más lujosos en St. Moritz, redujo sus emisiones de dióxido de carbono en 1.000 toneladas por año, gracias a un sistema pionero de calefacción instalado en diciembre de 2006. La reducción corresponde al 80% anual respecto del sistema de calefacción anterior y una gran contribución al proyecto “Clean Energy Project” que ese pueblo estaba promoviendo.

Así, el país muestra un compromiso transversal, a nivel de autoridades, empresas y ciudadanos, por la preservación del medioambiente y la gestión de residuos.

Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>