Jardinería sin límites, para reducir la contaminación

 

En efecto, es el techo de un autobús de Nueva York y una manera de reducir la contaminación de las ciudades… diseñado por Marco Antonio Castro Casio en su tesis de graduación llamada “Nomadic Urban Architecture”.

 

 

Uno de los objetivos del proyecto de “Bus Roots” es volver a conectar “las comunidades urbanas con la naturaleza de una manera práctica y lúdica”, mediante la utilización de los olvidados espacios de los techos de los autobuses.

Cosio calculó que si se plantara un jardín en cada uno de los 4.500 techos de la flota de autobuses de Nueva York, éstos añadirían unos 174 kilómetros cuadrados al espacio verde de la ciudad y que equivaldrían a 11 Trafalgar Square en Londres.

El primer jardín que se instaló fue el que vemos en la foto, en el Biobus, una biblioteca de ciencias móvil.

 

Según Cosio, algunos de los beneficios de los Bus Roots y que podemos encontrar en su web, son:

– Su valor estético

– La gestión y reduión del agua en las tormentas

– La mitigación del efecto isla de calor urbano

– El aislamiento acústico y térmico

– La absorción de CO2 y de la contaminación atmosférica

– La restauración del Hábitat

– La educación pública y el ocio

– La producción de alimentos

Tagged , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>